Featured Post

Tyler Morning Telegraph - Galdámez brings church planting, education experience to Grace Español

Here are two articles written by Emily Guevara ( Twitter: @TMTEmily)  on our background and on  Grace Español .   Tyler Morning Telegraph...

Internet Archive bookmarks for: despond

Friday, January 12, 2018

El Discípulo de Cristo Crece Espiritualmente - Parte 2

El cristiano comprometido y maduro se edifica mutuamente con otros creyentes. Este es un proceso de toda la vida.

Los mandatos "Unos a Otros" que encontramos en la Biblia

1. Confesar nuestros pecados unos a otros - Santiago 5:16
2. Orar unos por otros - Santiago 5:16
3. Soportarnos unos a otros - Colosenses 3:13
4. Perdonarnos unos a otros - Colosenses 3:13
5. Confortarnos nos a otros - 1 Tesalonicenses 4:18
6. Llevar las cargas unos a otros - Gálatas 6:2
7. Estimularnos unos a otros - Hebreos 10:24
8. Exhortarnos unos a otros - Hebreos 10:25
9. Amonestarnos unos a otros - Romanos 15:14
10. Someternos unos a otros - Efesios 5:21
11. Enseñarnos unos a otros - Colosenses 3:16
12. Amarnos fervientemente unos a otros - 1 Pedro 1:22
13. Ser hospitalarios unos a otros - 1 Pedro 4:9
14. Servirnos por amor unos a otros - Gálatas 5:13
15. Animarnos y edificarnos unos a otros - 1 Tesalonicenses 5:11

Estos solo se pueden llevar a cabo con otros creyentes que quieren crecer a un nivel más personal. Un cristiano aislado no puede llevar a cabo estos mandatos (no son opciones).

¿Cuál de estos debo comenzar a practicar?

Los legos fueron inventados por Ole Kirk Christiansen en 1947. Los legos son diseñados para conectarse primero con Dios y luego uno con otro. No hay otra manera. Y no solo se necesitan dos partes sino muchas partes para formar algo. Es así que somos cada uno de nosotros en el Cuerpo de Cristo. Hemos sido para conectarnos unos a otros y practicar estos mandatos “unos a otros”.  De esto se trata el discipulado, ir al lado de otros para ayudarles a crecer espiritualmente.

Al finalizar esta serie te invito a que te hagas las siguientes preguntas:

¿Qué clase de discípulo eres tú? ¿Eres uno nominal, convencido, comprometido o maduro?

¿Como discípulo, qué estás haciendo para crecer espiritualmente? ¿Haz hecho metas para crecer espiritualmente este año? ¿Cómo te estás conectando con Dios diariamente?

¿Como discípulo, cómo estás cumpliendo los "unos a otros"? ¿Cómo estás conectándote con otros?

¿Quién te está discipulando, quién va a tu lado ayudándote en tu vida? ¿A quién estás discipulando, a quien estás ayudando yendo “al lado” de su vida?

Si quieres crecer, necesitas tener un discipulado y debes también discipular a otros que están en los primeros tres niveles. No necesitas ser completamente maduro (no hay tal persona, todos estamos en proceso) para comenzar a discipular a alguien. Pero si necesitas ser creyente y tener suficiente compromiso con el Señor y madurez espiritual para ayudar a alguien. Esto tampoco es opcional.

El Discípulo de Cristo Crece Espiritualmente

Los discípulos comprometidos y maduros crecen espiritualmente. Hay ciertas distintivas del crecimiento espiritual que se puede ver en sus vidas.

Crecen  Progresivamente Espiritualmente

Cuando llegamos a conocer a Cristo, nacemos de nuevo espiritualmente. Somos una nueva criatura en Él (2 Cor. 5:17), salvos de la condenación eterna (Juan 5:24), y separados del control del pecado. Es entonces cuando comienza el crecimiento espiritual. En ese momento eres un seguidor de Cristo, un discípulo que dice que está comprometido a seguir a Cristo. Él proceso teológico para esto se llama santificación. Este crecimiento tiene varias cosas que debemos recordar.

Él Crecimiento del Discípulo debe reconocer:

1. Que el crecimiento no te hace menos aceptado delante de Dios en cuanto a tu seguridad eterna. Cuando creíste en Cristo como tu Salvador y Señor Dios fuiste declarado justo delante de Dios a través de la fe en Él. Filipenses 3:10; 2 Cor. 5:21

2. Él Crecimiento del Discípulo no tiene Nada que Ver con los Años que Llevas de ser Creyente

Los creyentes de Corinto llevaban tiempo de ser creyentes, pero todavía eran bebés en Cristo (1 Cor. 3:1-2) y Pablo no podía hablarles como discípulos maduros. Estaban comprometidos, pero se había desviado. De igual manera los cristianos de los que habla el libro de Hebreos. En Hebreos 5:12 el autor les dice que ya con el tiempo que llevan para ser cristianos deberían ser maestros, pero por su falta de crecimiento y madurez era todavía niños espiritualmente bebiendo leche espiritual y no alimento sólido.

3. Él Crecimiento del Discípulo es Relativo al Desarrollo Espiritual del Creyente

Él crecimiento espiritual no es algo místico que sucede de repente. No es algo que sucede cuando te expresas más durante los servicios, cantando y alabando a Dios. No sucede si dices muchos "Amén" y "Aleluya" durante el servicio. No sucede si pasas horas leyendo devocionales, cantando alabanzas o aun leyendo la Biblia de una manera mecánica.

Él crecimiento se desarrolla cuando intencionalmente buscas el alimento espiritual de la Palabra de Dios con el deseo de conocerle más a Él y aprender de cómo vivir para Cristo. Él crecimiento es en proporción a como aplicas a tu vida diaria lo que Él te enseña.

Cuando conocí a Cristo mi desarrollo espiritual fue bastante rápido. Pero fue precisamente porque tenía el deseo de conocer más al Señor. Siendo joven dediqué mucho tiempo a conocer al Señor a través de su Palabra y en la oración. Esto trajo oportunidades de servir al Señor aun siendo muy joven. Había adultos que nunca crecieron y se quedaron espiritualmente  estancados mientras que yo estaba predicando, enseñando y discipulado a otros que en muchos casos eran mayores de edad que yo. Hoy día siguen al Señor, algunos de ellos son pastores, y otros líderes.

Es importante saber esto, no compararnos sino para motivarnos a seguir creciendo y saber que Dios nos usará mucho más cuando maduramos espiritualmente. Lo único que no es aceptable es quedarnos inertes. Miremos cuáles son las etapas espirituales según 1 Juan 2:12-14.

Además de entender estas distintivas del crecimiento, es importante ver cuales son las etapas espirituales del creyente según 1 Juan 2:12-14.

Todas estas etapas requieren que hagamos algo para seguir creciendo. Es posible, aunque no es el plan de Dios,  quedarnos estancados en el crecimiento espiritual.  Generalmente, y lógicamente deberían corresponder al desarrollo físico de la persona. Pero, la realidad es que no es así.  Al ir mirando cada una de estas etapas, pregúntate en cuál estás tú.

Primer Etapa: Bebé Espiritual - 1 Juan 2:12; 1 Cor. 3:1-2 - La palabra que se usa en griego es "tekníon"

"Os he escribo a vosotros, hijitos ("tekníon"), porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre"

Todos comenzamos aquí. En cierta manera, somos "hijitos" todo el tiempo porque somos hijos de Dios. Pero debemos seguir avanzando a medida que el tiempo pasa.

Necesidad: Seguridad de Salvación
Peligro: Dudas sobre la fe, experiencias que substituyen el crecimiento
Pregunta: ¿Es verdad?
Respuesta: Entender su posición en Cristo; más lectura de la Biblia y Memorizar pasajes claves.

Esto fue lo que hice cuando era bebé espiritual y me han servido a cimentar mi fe. Nuestro líder de jóvenes nos imprimía versículos para memorizar los cuales aprendí y nunca he olvidado. Les he dado a algunos de Uds. versículos para memorizar porque deseo que crezcan en la fe.

¡No te quedes bebé sigue creciendo!

¿Estás tú en esta etapa?

Segunda Etapa: Niños - 1 Juan 2:13; Hebreos 5:11-14 - La palabra que se usa en griego es "paidión"

"Os escribo a vosotros, hijitos ("paidión"), porque habéis conocido al Padre." v. 13

Todos los que conocemos a Cristo conocemos al Padre. Pero debemos seguir creciendo en este conocimiento de una manera práctica. Nada es místico en la vida cristiana.

Necesidad: Discernimiento de entre lo bueno y lo malo
Peligro: Engaño (las creencias y sectas falsas)
Pregunta: ¿Qué es bueno o malo?
Respuesta: Instrucción bíblica, aprender la doctrina bíblica.

Para seguir conociendo al Padre requiere estudies la Escritura usando otros recursos. No es fácil y se requiere disciplina. Para avanzar de esta etapa necesitas estudiar la Escritura y profundizarte en ella. Necesitas leer teología y doctrina bíblica para evitar caer en el error. Hay tanto error hoy día y me asombra lo que los creyentes aceptan como verdad.

Creo que hoy día hay muchos cristianos que no están avanzando y están estancado en estas dos etapas. Estos han llegado a creer que no hay necesidad de moverse a través de las diferentes etapas. Él mundo nuestro con su presión nos quiere hacer creer que no hay necesidad de ser un creyente "radical" o "fanático".

Sin embargo, para creyentes en otros países que escuchan de nosotros, esto es una anomalía y ven a los cristianos americanos como cristianos "nominales".

¿Estás tú en esta etapa?

Tercer Etapa: Joven - 1 Juan 2:14 - La palabra que se usa en griego es"neanískos"

"Os escribo a vosotros, jóvenes ("neanískos"), porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, porque habéis vencido al maligno." v. 14

Necesidad: Victoria espiritual
Peligro: Desánimo, falta de humildad
Pregunta: ¿Cómo lo logro? ¿Cuándo?
Respuesta: Aplicar la verdad de Dios

Los jóvenes se distinguen por la fuerza y el deseo de hacer. Los jóvenes, cómo me sucedió a mí, se desaniman y carecen de falta de humildad.

En el caso del creyente es importante que se mantenga enfocado en aplicar la verdad de Dios a su vida aun cuando todo va bien. Es necesario mantener metas claras con un tiempo definido. Debes entender que la victoria en Cristo viene cuando dependes de Él.

Cuarta Etapa: Padre - 1 Juan 2:13-14 - La palabra que se usa en griego es"pater"

"Os escribo a vosotros, padres ("pater", porque conocéis al que es desde el principio." vv. 13, 14

Necesidad: Reproducción (compartir el conocimiento de Dios a otros)
Peligro: Falta de interés
Pregunta: ¿Cuándo?
Respuesta: Hacerlo, oración

Esta última etapa es la del cristiano maduro. Esta es la etapa a la que todos queremos llegar. Como creyentes que queremos seguir creciendo debemos edificarnos mutuamente. Este proceso es de toda la vida ya que nunca seremos perfectos en nuestra vida.

¿Quién es un Discípulo?

Tipos de Discípulos (Seguidores) de Cristo - Segunda Parte

En esta entrada hablaremos sobre las características de los discípulos comprometidos y los discípulos maduros.
¿Cómo son los discípulos comprometidos?

1. Seguidores que van con el Señor a todo lugar (siguen al Señor a donde los envía).

Nuestro Señor escogió a doce discípulos (es muy posible que había otros que Jesús no escogió que le siguieron. Ejemplos son Matías en Hechos 1 y José de Arimatea que era un discípulo en secreto) los cuales dejaron todo para seguirle para ser instruidos y capacitados por un periodo de tres años. Lucas 6:13; Marcos 3:13-19 Él Señor les dedicó tiempo para enseñarles y prepararles. Mateo 4:19-22; 19:27 Estos al final de su entrenamiento llegaron a ser sus amigos íntimos (Juan 15:5-17)

Es importante que notar que un discípulo comprometido está dispuesto a dejar todo para seguir a Cristo. Su compromiso es evidente en su vida.

C. T. Studd, hombre Inglés nació en una familia rica financieramente. Él llego a ser el Michael Jordan del cricket. Él conoció a Cristo en 1878 pero su vida era mediocre y no compartía con nadie. En 1883 fue a escuchar a el famoso evangelista D.L. Moody y desde ese entonces decidió compartir a Cristo. Dos años después salió de misionero a China donde aprendió a hablar el idioma Chino. A los 25 años heredó las riquezas de su padre. Después de leer la Escritura, el Señor le convenció que debía dar toda su fortuna y confiar la provisión de Él . Aún antes de recibir la herencia escribió cheques para el orfanato de Jorge Muller y el resto a su prometida. Su prometida hizo lo mismo y dio todo el dinero a las misiones. C.T. Studd y su esposa sirvieron de misioneros en China por diez años, en India por seis años y a los 50 años en el Congo y Sudan por 18 años.

El dijo lo siguiente, "Si Cristo murió por mí, no hay ningún sacrificio tan grande que yo pueda hacer" 
Y dijo también:     "¿Cómo puedo pasar los mejores años de mi vida viviendo con los honores de este mundo cuando hay miles de almas que se están perdiendo cada día?

Además, dijo la famosa oración,
"Algunos quieren vivir bajo el sonido de la campana de una Iglesia o Capilla, 
 Yo quiero tener una tienda de rescate a una yarda del infierno"

Me gusta como suena en Inglés: "Some wish to live within the sound of church or chapel bell; I want to run a rescue shop within a yard of hell." – C.T. Studd

Eso es dar todo para Cristo.

2. Tenían un corazón listo aprender de Él y fueron enseñados por el Señor. Mateo 13:11

Estos hombres no solo lo dejaron todo, sino que estaban dispuestos para ser enseñados por el Señor. Él Señor les enseño las palabras que Dios el Padre le dio para enseñarles (Juan 17:8) y aun les compartió de su gloria (Juan 17:22). Les enseño los misterios del reino porque estaban dispuestos a ser enseñados. A otros, el Señor les enseño por parábolas para que "viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que se conviertan, y les sean perdonados los pecados." Marcos 4:15

Estos le reconocían como el único que tenía "palabras de vida eterna". Juan 6:68 Si tú quieres ser esa clase de discípulo comprometido debes reconocerle como el único que puede darte palabras de vida eterna. Debes creer en Él como tu Señor y Salvador y darle TODA tu vida.

3. Creían que Jesucristo era el Salvador (con excepción de Judas Iscariote). Mateo 16:15-16; Juan 2:12

Estos discípulos habían creído en Cristo como el Salvador. Su profesión en Él de todos, excepto de Judas, es mostrada claramente en las Escrituras.

4. Llegaron a ser maduros y fieles al Señor pasando a la siguiente etapa.

Estos discípulos maduros tienen ciertas características:

1. Son Apóstoles o enviados (Griego,"apostolos" del verbo "apostellein" que significa "mandar o enviados). Ya no son solo seguidores o discípulos. En el libro de Hechos se les llama Apóstoles a los doce discípulos originales del Señor Jesucristo.

2. Han aprendido a amar a los demás - Juan 13:34-35

3. Dependen Totalmente del Señor 
   a. Permanecen en la Palabra de Cristo - Juan 15:7
   b. Siguen los Pasos de Cristo - 1 Juan 2:6; 1 Pedro 2:21
    Incluye el camino del sufrimiento
   c. Llevan mucho fruto espiritual demostrado en su carácter - Juan 15:8; Gál. 5:22-23

4. Jesús es su modelo y el centro de sus vidas 

Estos discípulos de por vida le siguen tienen como meta es ser como Cristo. Romanos 8:29. Cuando el Señor subió a la gloria, muchos más creyeron y estos siguieron su ejemplo. En Hechos 11:26 por eso se le llamó cristianos porque demostraban con sus vidas que eran imitadores de Cristo.

5. Se reproducen (hacen discípulos) en otros (Mateo 28:19-21) y cumplen el llamado de Cristo. Filipenses 3:13-14

"Él verdadero cristianismo consiste en una entrega absoluta al señor Jesucristo. Él Salvador no está buscando personas que le dediquen sus tardes libres, sus fines de semana o sus años de jubilados. Él busca personas dispuesta darle el primer lugar en su vida.
 Él busca, y siempre ha sido así, no multitudes que van a la deriva y sin propósito en su senda, sino hombres y mujeres que individual y espontáneamente se consagran a Su servicio por haber reconocido que él quiere a personas dispuestas a seguir en el sendero de la negación personal por el que el camino primero.” 
- William  MacDonald, Él Verdadero Discipulado

Estos son la clase de discípulos que el Señor está buscando hoy día.

Él Señor Jesucristo quiere que seas su discípulo comprometido y maduro. Eso fue lo que él hizo cuando vino. Discipuló a doce hombres para lanzar su plan de salvación y el establecimiento de su Reino.
Pero no solo esto, sino que murió en la cruz del calvario, fue sepultado y resucitó de los muertos para
poder traer por la fe en Él a muchos más discípulos a la salvación que ahora son parte de su Reino.

Al irse al cielo, el dio a sus discípulos el mandato de ir y hacer discípulos de todas las naciones. Y eso es lo que nos ha dejado a hacer. ¿Porqué? Porque él desea usarnos (no a los ángeles ni a alguien más) para compartir el poder transformador del evangelio y llevar a cabo el plan de su Reino. Además, Él desea que tu vida no solo disfrute de la vida abundante que te promete, sino que le adores, le sigas, le sirvas, y le glorifiques con tu vida como lo harás en la eternidad con Él.

Dios desea que tú seas un discípulo maduro.
¿Cómo llegar a ser esta clase de discípulo comprometido y maduro? Esto es lo que miraremos en las siguientes entradas.