Featured Post

Tyler Morning Telegraph - Galdámez brings church planting, education experience to Grace Español

Here are two articles written by Emily Guevara ( Twitter: @TMTEmily)  on our background and on  Grace Español .   Tyler Morning Telegraph...

Internet Archive bookmarks for: despond

Thursday, September 15, 2016

La Conducta de la Iglesia de Cristo - Efesios 4-5:13

¿Cómo debe de ser la conducta de la Iglesia de Cristo?

Hemos estado estudiando el libro de Efesios donde se nos enseña quien es la Iglesia. La iglesia, como ya hemos dicho antes, son los que han creído en Jesucristo como su Señor y Salvador. Son los que han sido resucitados de la muerte espiritual, rescatados del pecado por la sangre de Cristo y hechos aceptados delante de Dios. Son los que han sido salvos por la gracia de Dios por medio de la fe. Son los que fueron predestinados par ser  adoptados como hijos de Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Ahora viven una nueva vida. 
Si no haz recibido a Cristo tu Señor y Salvador estas cosas serán solamente reglas a seguir que no podrás cumplir. Pensarás que la salvación es por obras y no por la fe. Quedarás frustrado. Es por esto que debes dar el primer paso de dar tu vida a Cristo.

Si eres cristiano debes entender que vivir para Dios no se hace en nuestros esfuerzos sino a través del Espíritu Santo. De otra manera se volverá en legalismo. El legalismo dice que debes hacer ciertas cosas para mantenerte salvo. Esto, aunque parece lógico, no es la verdad de la Escritura. Cristo en nosotros produce el cambio. El poder de Cristo opera en nosotros para hacer su voluntad. El querer y el hacer viene de Él. 

San Pablo ha explicado hasta este momento la posición que tenemos como santos delante de Dios. Nos ha enseñado la doctrina o la ortodoxia en los primero tres capítulos. Ahora de los capítulos 4 al 6 les enseña la práctica o la orto praxis de la vida cristiana. 
Todo esto es importante para lo que seguiremos estudiando en los siguientes capítulos. 

Es por esto que San Pablo dedicó tres capítulos para explicarnos quienes somos en Cristo (la doctrina) y después nos enseña como nuestra vida cambia y como debe conducirse dependiendo de Él (práctica). Él nos ha enseñado que lo que creemos es la base de lo que somos. Lo que crees determina como vives. Si tu fundamento es la verdad de Dios, vivirás de acuerdo a la verdad de Dios. Si tu fundamento es lo que tú crees, u otros creen, vivirás a tu manera.

 Es por esto que es importante que entiendas y estudies la doctrina, la verdad de Dios en su Palabra. Sin ella vivirás una vida raquítica espiritualmente, siempre dependiendo de la teología de "calcomanía para el parachoques" ("bumper stickers,") o de las citas que la gente pone en Facebook. Esto no te ayudará a estar más arraigado en la verdad de Dios.

Si desea descargar todo el sermón en forma imprenta presione aquí
Pulse el enlace abajo para escuchar.











Tuesday, September 13, 2016

Su Gracia Transformadora: Devocional sobre Efesios 5



                


“Ser imitadores de Dios”. Tengo que confesar que me quedé atrapado en esta frase, la primera frase de este capítulo. Leí y releí el capítulo 5, pero no pude conseguir sacar esta pequeña frase de mi cabeza. Como cristiano se supone que debo reflejar Su carácter - un carácter que se centra en el amor. La palabra “amor” es utilizada tanto en este mundo, pero está muy poco definida. Amor es misericordia. Amor es bueno. Amor es dar. Amor es preocupación. Amor es sacrificio. Podría seguir describiendo lo que es amor pero la Biblia ya nos dice todo: Dios es amor, porque Él encarna todo lo que el amor engloba. 


Mi vida cristiana estaba centrada en mi rectitud. ¿Cómo estaba  manteniéndome lejos del pecado? ¿Estaba orando regularmente? ¿Estaba estudiando mi Biblia lo suficiente? Todo se convirtió en una lista de tareas. Esto funciona por un tiempo, pero no es una manera de vivir la vida cristiana. Se vuelve una rutina vieja, se vuelve tediosa, y mantiene la atención en mí y lo que hago, no es Dios. 
Por estas razones, creo que el apóstol Pablo pasa al tema del matrimonio en su carta. El matrimonio es un gran campo de entrenamiento para ser un “imitador de Dios”. Si no puedo amar a mi esposa como Cristo amó a la iglesia, entonces yo realmente no entiendo lo que significa todo esto de ser un cristiano. El matrimonio le enseña a uno a hacer sacrificios, a cómo ser paciente, a cómo entender a alguien, y de lo que se trata todo esto del amor. 

He llegado a creer que la mejor manera en que puedo adorar a Dios no e s con una lista de tareas pendientes y pautas, sino amando a los demás como Él los amaría. ¿Me explico? Cuando en realidad hago esto, se me hace más fácil sacrificar me por mi esposa, o huir del pecado, y llegar a ser un imitador de Dios. 

¿Tengo la razón todo el tiempo? 

¡De ninguna manera! Pero, centrándome en el amor de Dios por mí y no centrándome en mi rectitud, hace toda la diferencia del mundo en la forma en que puedo verlo a Él, en la forma que veo mi vida y la de otros. 



Entonces, permítame preguntarle lo siguiente: ¿Cómo puede imitar a Dios esta semana? 


 

Su Gracia Transformadora: Devocional de Efesios 6


Cuando mi hijo menor cumplió 10 años, las pistolas de paintball (pistolas que disparan canicas con pintura en su interior) eran la última moda. En su fiesta de cumpleaños pensamos que sería genial inaugurar su nueva pistola de “paintball” jugando a un juego en el que corriera frente a un batallón para ver cuántos disparos podría esquivar. Pensamos que lo estaba pasando bien, no podíamos ver su cara porque estaba usando un casco, pero todo parecía bien ya que él seguía corriendo. Inesperadamente para nosotros, él estaba llorando y con mucho dolor. Él estaba tratando de ser valiente, pero no llevaba suficiente relleno dentro de la ropa que lo protegiera. Después de agregar varios pares de pantalones más y un par de chaquetas grandes, él estaba preparado para soportar cualquier cosa que le llegara. 

En este capítulo de Efesios, Pablo nos dice que debemos poner relleno, una armadura, para que podamos ser capaces de resistir lo que el enemigo nos lanza en nuestro camino. Nuestra lucha es contra las fuerzas del mal, visibles e invisibles. Para estar de pie al final de la batalla, se nos instruye a vestirnos de la verdad, la paz, la justicia, la fe, y la salvación. Estas son las piezas de la armadura que van a parar las armas del enemigo. 


La Verdad expone las mentiras del enemigo, la rectitud de Su Justicia protege nuestros corazones, la Paz nos mantiene listos para actuar, mientras que la Fe hace 

que los ataques del enemigo reboten mientras nos centramos en Dios. Por último, la Salvación nos ayuda a comprender que el enemigo no nos puede apartar de Dios. 
Pregúntese a sí mismo, ¿Dónde se encuentra aún desprotegido? 

¿Qué parte de la armadura aún no está vistiendo? No se quede vulnerable a los dardos que el enemigo está disparando en su dirección, porque su objetivo es hacerlo caer. Dios le ha dado todo lo que necesita, no sólo para sobrevivir, sino también para vencer y estar de pie al final de la batalla.