Featured Post

Tyler Morning Telegraph - Galdámez brings church planting, education experience to Grace Español

Here are two articles written by Emily Guevara ( Twitter: @TMTEmily)  on our background and on  Grace Español .   Tyler Morning Telegraph...

Internet Archive bookmarks for: despond

Wednesday, November 11, 2015

Fe Infecciosa

En Romanos 1, Pablo comienza su carta a la Iglesia en Roma, que posiblemente eran grupos que se reunían en casas. No había tenido la oportunidad de visitarlos aunque muchas veces lo intentó. Eventualmente, los visita cuando es prisionero en Roma (Hechos 25).

En Romanos 1:8-16 el Apóstol San Pablo escribe:
Primeramente, doy gracias á mi Dios por Jesucristo acerca de todos vosotros, de que vuestra fe es predicada en todo el mundo. Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones, Rogando, si al fin algún tiempo haya de tener, por la voluntad de Dios, próspero viaje para ir á vosotros. Porque os deseo ver, para repartir con vosotros algún don espiritual, para confirmaros; Es á saber, para ser juntamente consolado con vosotros por la común fe vuestra y juntamente mía. Mas no quiero, hermanos, que ingnoréis que muchas veces me he propuesto ir á vosotros (empero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás Gentiles. A Griegos y á bárbaros, á sabios y á no sabios soy deudor. Así que, cuanto á mí, presto estoy á anunciar el evangelio también á vosotros que estáis en Roma. Porque no me avergüenzo del evangelio:porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego. Porque en él la justicia de Dios se descubre de fe en fe; como está escrito:Mas el justo vivirá por la fe. Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad é injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia.

En su oración Pablo agradece a Dios por la fe de ellos. La fe de ellos se había dado a conocer "en todo el mundo." Esta expresión significa que la fe de ellos se había divulgado ampliamente en Roma y a sus alrededores. Me impresiona el testimonio de la fe de ellos. Esto debe de ser el caso con todos nosotros creyentes que formamos la iglesia de Cristo. Nuestra fe debe ser infecciosa de tal manera que todo mundo nos conoce como creyentes fieles.

Pablo no sólo agradece a ellos por su fe infecciosa sino que ora sin cesar por ellos. ¡Qué ejemplo! No era una iglesia que el había fundado pero ora por ellos diariamente. El pide a Dios por la oportunidad de poder ir y llevar a cabo varías cosas: Primero, quiere "repartir algún don espiritual." Esto significa que quiere conocerles y así poder identificar "dádivas" espirituales o fruto espiritual en sus vidas para confirmarlos en su fe. Juntamente con esto el desea ser mutuamente edificado por ellos. Como Apóstol no se consideraba super espiritual, sabía que tenia necesidad de apoyo espiritual. Todos nosotros necesitamos el apoyo de otros creyentes. Segundo, quiere ir y predicarles el evangelio. Pablo  fue llamado a predicar el evangelio y esto le impulsaba a todo lo que hacia. Su deseo era predicar a todos, Judíos y Griegos, a sabios, a no sabios, a todos. Lo interesante es que les dice que quiere predicarles el Evangelio a ellos en Roma. Si ya conocían a Cristo y el mismo dice que ellos tienen "fe que nos es común" ¿porqué les dice esto? Porque el evangelio no es solo para el que no conoce a Cristo es para el creyente. El evangelio es la vida que vivimos en Cristo. Pablo describe el evangelio en los versículos subsiguientes.

El evangelio es el poder (la dinamita) de Dios para salvació
n a todo el que cree. Pablo no se avergonzaba en compartirlo porque sabía que el destino eterno de las personas estaba en juego. Este evangelio manifiesta la justicia de Dios por fe y para fe. Quiere decir que a través del evangelio las personas pueden entender que Dios quiere declarar justos a los injustos a través de la fe en Cristo. Dios quiere justificarles de sus pecados a través del sacrificio de Cristo en la cruz. Pero no termina aquí. El evangelio declara justo al injusto para que pueda vivir una vida justa por la fe. "El justo por la fe vivirá" toda su vida. Desde el momento que recibe la gracia de Dios hasta el fin de su peregrinaje en esta vida.

Si no has experimentado la justificación en Cristo, debes venir a el arrepentido de tu pecado y dejar  que Dios te de su justicia. Si ya le conoces, debes vivir por fe. Debes compartir el poder de Dios que se manifiesta en el evangelio. Tu fe debe ser conocida en todo el mundo. Tu fe manifiesta la justicia de Dios, no tu justicia. Debe de ser evidente en tu vida.
Post a Comment