Featured Post

Tyler Morning Telegraph - Galdámez brings church planting, education experience to Grace Español

Here are two articles written by Emily Guevara ( Twitter: @TMTEmily)  on our background and on  Grace Español .   Tyler Morning Telegraph...

Internet Archive bookmarks for: despond

Sunday, June 19, 2016

El Padre es Padre, La Madre es Madre

Hoy es el día del padre aquí en los Estados Unidos. Lo hemos celebrado en nuestra Iglesia y hemos pasado un buen tiempo. Pensando en este día escucho algo que aunque parece tener sentido no es cierto ni bíblico. He escuchado por muchos años la idea (aun de mi propia madre) de que cuando no hay padre en la casa "la madre es padre." Esta es una idea equivocada por varias razones.

Primero, si la "madre es padre," en la ausencia de un padre, lo opuesto es cierto también. Sin embargo no recuerdo haber escuchado esta idea. Tampoco creo que los hombres que son padres solteros estén de acuerdo. Entiendo que la idea es que la mamá o el papá hacen el trabajo (aunque en mi opinión limitado) que corresponde al otro. Aunque lo entiendo esto no substituye al padre. Esto no quiere decir que la mamá (o el papá) asume el rol del papá (o de la mamá). También bajo esta lógica, sólo se necesita una persona para llevar a cabo dos roles. Esto no es posible según lo que Dios enseña. Esto es el segundo punto. El diseño de Dios nunca fue el de un padre soltero o una madre soltera criando a sus hijos. Dios creo el matrimonio entre un hombre y una mujer. Dios creó a la familia y cuando la creó al hombre y a la mujer, los creo para complementarse (Mire Génesis 2:18-20). Ambos son necesarios e importantes para la salud y bienestar de la familia. La evidencia empírica muestra que en la ausencia del padre (y de la madre), la familia sufre. Algunas consecuencias son: violencia juvenil, violencia doméstica contra la mujer, abuso de niños, pobreza e inseguridad económica.1

En mi experiencia personal fui producto de una familia disfuncional.  Nueve de nosotros, siete mujeres y dos  hombres, de tres diferentes hombres, ninguno fue responsable. Aunque mi mamá también solía decir que ella había sido madre y padre, no puedo estar de acuerdo. Aunque gracias a Dios que hubieron tres hombres que me ayudaron y bajo la tutela de ellos aprendí a ser hombre y padre, siempre deseé y necesité  un padre. Nadie tomó ese lugar. El diseño de Dios es que siempre haya un padre en la familia. Los que somos papás debemos orar, vivir de acuerdo a la Palabra de Dios, y dirigir a nuestras familias confiando plenamente en Dios. Debemos orar para que Él nos de sabiduría para cumplir con nuestro divino rol.  Seamos mentores para aquellos que no tienen papás.  Y más que todo pidamos que Dios levante una nueva era de padres consagrados a Cristo que enseñen a sus hijos a vivir para nuestro Padre Celestial.






[1] Fatherless America, Confronting Our Most Urgent Social Problem por David Blankenhorn, (New York: HarperPerennial, 1996) p.1, 18-19. Mire también "The Future: Set Adrift on a Sea of Fatherless Children," Idaho Observer, July 2003.
Post a Comment