Featured Post

Tyler Morning Telegraph - Galdámez brings church planting, education experience to Grace Español

Here are two articles written by Emily Guevara ( Twitter: @TMTEmily)  on our background and on  Grace Español .   Tyler Morning Telegraph...

Internet Archive bookmarks for: despond

Friday, October 13, 2017

Dios Cuida de Ti - Hechos 22:24-23:12

Dios tenía un plan para Pablo y lo vemos como Dios lo cuida a través de tiempo en cadenas. En este pasaje miramos como Dios lo protege y lo conforta en medio de ser interrogado y acusado injustamente. Este pasaje no solo nos enseña como debemos responder en situaciones donde somos “interrogados” y acusados por nuestra fe en Cristo sino como Dios nos protege y nos conforta.











Facebook        Twitter        Instagram        Sitio Web   Youtube

Thursday, October 05, 2017

La Religión no Salva

La vida de Pablo era muy diferente a la de muchos de nosotros, pero similar en el hecho que estábamos perdidos sin Cristo.
En Hechos 22 encontramos a Pablo haciendo un recuento sobre su vida pasada a los líderes religiosos que eran como él había sido antes. El les dice que fue un religioso dedicado (v. 3).

Pablo había nacido en una ciudad importante. Había crecido en Jerusalén y estudiado bajo el rabí más importante de ese entonces. Es posible que  a la edad de cinco Pablo aprendió la Ley de Moisés, a los diez las tradiciones y a los trece años fue enviado a ser capacitado o discipulado. Fue educado para enseñar la Ley y llegó a ser un judío estricto y celoso. (Mirar Gál. 1:14)

¿Porqué menciona esto Pablo? Pablo quiere mostrarles que el había sido celoso como ellos y que en su mente no tenía ningún plan de cambiar su religión. No fue algo que el hizo sino Dios.

Pablo les sigue contando como había sido perseguidor de la Iglesia - Anti-Cristiano - Hechos 22:4-5
Pablo era tan celoso de su religión que cuando escuchó de los seguidores del Camino y como amenazaban al judaísmo, decidió encargarse de acabar con ellos.

Pero Pablo tuvo un cambio. El tuvo un Encuentro Con Cristo - Hechos 22:6-16
Fue en camino a buscar "cristianos" que Cristo le confrontó y le mostró su pecado y el camino equivocado que llevaba. (vv. 6-9) (Mirar Hechos 9 y Hechos 26)

Dios lo hizo de una manera sobrenatural en Pablo siendo que era un caso especial. Sin embargo Dios es el que nos llama y lo hace a través de su Palabra. Pablo estaba en un punto de su vida donde tenía poder y su enojo le estaba controlando. Aunque parecía que lo tenía todo, no tenía nada. Estaba ciego y no reconocía a Cristo como su Salvador y Señor.

Pablo era religioso, celoso, dedicado a permanecer en su religión. Pero no conocía a Cristo. Cristo tuvo que confrontarle. Tu encuentro debe de ser con Cristo y hasta que no tengas este encuentro, tu y Él solamente, no podrás ser cristiano.

Pablo ser Arrepintió y se Rindió a Cristo vv. 10-11 Fue quebrantado por Cristo y se rinde a Él diciéndo:
"Y dije: ¿Qué haré, Señor?" v. 10
Tienes que llegar a ese momento en que te rindes a Él y le dices lo mismo.

Después de esto todo cambio. Comenzó una vida nueva. (vv. 12-16)

El Señor le da instrucciones a Pablo que debe seguir para comenzar su vida nueva. Dios usa a Ananías no solo para confirmarle en su fe sino también para revelarle el ministerio al cual Dios le había llamado. Todo nuevo creyente necesita discipulado. En este caso Pablo es discipulado por Ananías. Si tu eres nuevo en la fe, necesitas tener a alguien que te discipule.

Pablo fue confirmado en su fe.  (vv. 12-13)  Pablo es confirmado en su fe por medio de Ananías un hombre "piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban".
Dios no solo usó a Ananías para confirmar su fe sino para mostrarle el llamado que Dios tenía para el.
¿Quién es tu Ananías o para quién eres Ananías?

Además fue llamado al ministerio.  (vv. 14-16)

Ananías no solo le confirma en la fe sino que le comparte lo que Dios le ha dicho que Pablo hará para el Señor. "Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído."

Dios pudiera haberle dicho a Pablo directamente cuando le confrontó y salvó pero no o hizo. Esto nos muestra que Dios usa a otros para mostrarnos su llamado.

Todos somos llamados a algo específico. Es tu deber orar y pedir que Dios te muestre su plan para tu vida. Dios usará a creyentes maduros para mostrarte.

Dios me mostró desde los 14 años que debía servirle en le ministerio como mi vocación. Pero no fue inmediato. Serví en la iglesia mientras Dios me preparaba. Fue hasta los 25 años que Dios me abrió las puertas. Pero esto duró solo 6 años. Luego tuve que esperar más de 12 años. No entiendo todo lo que Dios hace pero Él es soberano de mi vida y de la tuya. Dios te guiará. 

Cuando Pablo recuenta que llegó a Jerusalén (v. 17) (Hechos 9:26-29) ya habían pasado tres años desde su conversión a Cristo (Gal. 1:17-19) Pablo duró más de 10 años en preparación antes de ser enviado como misionero, apóstol y plantador de iglesias. Dios te ha llamado para servirle. Él te dirigirá y te mostrará lo que quiere hacer con tu vida. Una vez lo sepas debes ser fiel a su llamado.

Hasta este punto de su vida Pablo dice que él ha sido fiel al llamado de Cristo (y lo fue toda su vida). (vv. 17-21)
Quisiera terminar mostrando las diferencias entre una religión y el cristianismo bíblico:

1. El cristianismo bíblico es una persona, es Cristo. No es una religión organizada con reglas que todos deben seguir.

2. El cristianismo bíblico dice que Dios quiere que le conozcas de una manera personal a través de su Hijo Jesucristo. No es una religión dónde Dios es un ser impersonal que no está envuelto en tu vida.

3. El cristianismo bíblico dice que Dios te da la vida eterna por gracia por medio de la fe en Cristo y no por obras.

Si tu no has experimentado el cambio a través de la fe en Cristo como Pablo,  puedes rendir tu vida a Él. Si te arrepientes y vienes a Él, te salvará, transformará y te dará una vida nueva. 

Listo para Compartir Tu Testimonio - Hechos 21:37-22:24

Todos tenemos un testimonio que compartir porque no se trata de nosotros. Se trata de cómo Cristo nos ha llamado a seguirle y servirle. Queremos invitar a otros que no le conocen a escuchar la obra de la gracia de Dios que ha hecho en nuestras vidas para que ellos puedan tener esperanza de experimentarla en sus vidas. Nuestro testimonio es un ejemplo vivo y real de lo que Dios puede hacer también en sus vidas.

Pablo mantiene su determinación de compartir el evangelio con todos. En este caso lo hace a través de su testimonio. Esto es algo que todos nosotros debemos saber como hacer (en 5 minutos). Debemos saber como compartir el evangelio en el contexto de nuestro testimonio. Este sermón nos ayudará a aprenderlo de Pablo.

El video se corta unos minutos antes del final. Siga el enlace abajo para escucharlo en su totalidad.







Facebook        Twitter        Instagram        Sitio Web   Youtube